miércoles, 26 de noviembre de 2014

Serie: "Faking It"



"Después de numerosos intentos de tratar de ser populares, dos mejores amigas deciden fingir ante todo el instituto que son lesbianas, lo que las lanza instantáneamente a la celebridad. Seducidas por su nueva fama, Karma y Amy deciden mantener su artimaña romántica iniciando toda una cadena de mentiras"





Lo último que me esperaba al empezar a ver esta serie era encontrarme con una historia tan fuera de lo común, tan fresca y desde luego tan divertida como "Faking It" demostró ser ya desde su primer capítulo. Estaba convencida de que sería otra serie más sobre adolescentes ultra-hormonados y con vidas cuyo único propósito es ligarse al más guay del instituto, vamos, las series a las que al final siempre terminamos enganchándonos. Bien, "Faking It" es todo lo anterior, pero también mucho más.

Cuando la MTV lanzó el trailer promocial de su nueva serie, nadie podía estar completamente seguro de que consiguieran sacarla adelante. El trailer era la suficientemente ambiguo como para poner en pie de guerra tanto a la parte conservadora de la sociedad como a varios miembros de la comunidad homosexual. Las opiniones de los primeros no hace falta repetirlas y las objeciones de los segundos se inclinaban a criticar ese mundo de ensueño donde la homosexualidad está bien vista por todos y sólo con salir del armario te vuelves popular. Desgraciadamente, ese mundo de ensueño aún no es real y lo que se criticaba de "Faking It" es que vendiese una idea que desde luego no es. Sin embargo, la MTV hizo oídos sordos a todas las protestas, y sacó adelante la serie por la que habían apostado. Emitido su primer capítulo quedó bastante claro que esta nueva serie no pretende infravalorar las dificultades que todos los homosexuales sufren a diario, si no mostrar que la sexualidad no define quienes somos y no deberíamos pensar que puede hacerlo.



El instituto Hester no se parece en nada a ningún instituto que hayamos visto antes, en la realidad o en la ficción. Un "oasis", como los mismos personajes lo definen, en medio Texas y donde todo está al revés. Los que deberían ser los marginados son los dueños del instituto y los que en cualquier otra serie serían los más populares, de repente se han visto relegados a ser las sombras de los demás. Y la guinda del pastel es que la abeja reina de Hester es un chico gay que se encarga de que todo siga siendo diferente. A ese instituto acuden las mejores amigas de toda la vida, Amy y Karma, quienes siempre han sido unas más del montón y que cada año prueban una nueva treta para volverse populares. Amy no está del todo disgustada con su posición social, siempre le ha gustado pasar desapercibida y no le cae muy bien la gente, por lo que es feliz pasando los descansos con su mejor amiga comiendo galletas y mirando a los demás. Pero Karma es completamente diferente, ella está tan desesperada por ser popular que hace lo que sea por conseguirlo, incluso fingir que es ciega. Un día tienen la suerte de ser invitadas a la fiesta del año, organizada por Shane, la abeja reina, pero lo que no saben es que él las ha invitado porque cree que son lesbianas y "siempre ha querido tener amigas lesbianas". El verdadero problema surge cuando, en medio de la fiesta, Shane decide darles un empujoncito a sus invitadas y las saca del armario delante de todo el mundo.


"Un momento de atención, dos de nuestras amigas están asustadas, se ocultan en su armario pequeño, diminuto y oscuro con miedo de salir. Miedo de que las rechacemos. Pero aquí hacemos las cosas de otra forma, aceptamos a todo el mundo...pero ¿Cómo demostrarles que no somos el típico instituto, que las aceptamos, que aquí están seguras? Sólo se me ocurre una forma: ¡vamos a elegirlas reinas del baile!"

Y sí, propone que sean las nuevas reinas del baile...y sí, todo el mundo se pone como loco de contento y empiezan a aplaudir. De la noche a la mañana, los nombres de Karma y Amy son conocidos y coreados por todos los alumnos, profesores y otros trabajadores del instituto Hester y ellas deciden dejarles en su error algún tiempo más, a fin de cuentas ¿qué daño puede hacer una pequeña mentira? Solo que al final del primer capítulo una de ellas descubre que, en su caso, no es una mentira.

Me enamoré tanto, tanto, de esta serie, que soy incapaz de dejar que pasen los miércoles sin ver el nuevo capítulo que emiten el día anterior en Estados Unidos. En apenas dos días me vi los siete episodios que componen la primera temporada, y ahora, con motivo del descanso que se toman tras la primera mitad de la segunda temporada, escribo esta reseña para recomendaros a todos esta fantástica serie que, de verdad, vale mucho la pena aunque a simple vista no llame mucho la atención.


"Faking It" trata una gran cantidad de temas delicados como el descubrimiento de la sexualidad, las salidas del armario, la presión de no ser capaz de decírselo a los padres, a los amigos...y todo envuelto en un aire de comedia tan bien hecha que no le quita ni una pizca de seriedad a todos esos temas. Además de una muy buena combinación entre momentos de drama y comedia que te mantendrán completamente pegado a la pantalla.



Lo que más me ha gustado ha sido sin lugar a dudas los personajes, especialmente Shane y Lauren. Al primero ya le he mencionado, un rey del instituto con ganas de hacer del mundo un paraíso para todos los inadaptados pero que no deja de ser el rey del instituto y como tal tiene los defectos propios del cargo, los cuales perdonamos porque ese chico es adorable y todos le queremos, eso sí, mejor no hacerle enfadar nunca. Lauren es la hermanastra de Amy y la típica chica que en cualquier instituto de cualquier serie del mundo ocuparía el lugar de Shane, pero que, al estudiar en Hester y como ella no se cansa de repetir, es una de las marginadas. Aunque no está dispuesta a renunciar al lugar que le corresponde tan fácilmente. Como es natural, todos la odiamos en los primeros capítulos pero a medida que la vamos conociendo, que la vamos entendiendo y sobre todo que descubrimos las cosas que oculta, no podemos evitar quererla. Es inevitable, en el fondo a todos nos gustan los malos.

Todos los personajes me encantan pero esos dos se llevan la palma. En estas dos temporadas han ido evolucionando mucho tanto en tramas como en personalidad y los dos se han terminado convirtiendo en los preferidos por la mayoría de los fans. ¿Lo mejor? las escenas de amor-odio que comparten. A simple vista se detestan pero no dejan de ser uno el reflejo del otro y en los escasísimos momentos que se necesitan, están ahí.


"-¿Sabes cómo lo sé? Porque yo habría hecho exactamente lo mismo
-No nos parecemos en nada...yo no soy...
-¿Arrogante, egocéntrico, controlador? Claro que sí. Asúmelo, no somos buenas personas"

Lo que más he odiado ha sido la duración de los capítulos. ¡Son cortísimos! apenas duran veinte minutos cada uno y aunque en la mayoría de las series de esta duración, ese tiempo es más que suficiente, en "Faking It" no. Hay que admitir que cada capítulo es mejor que el anterior y que saben manejar muy bien el tiempo que tienen, pero esos veinte minutos se pasan demasiado rápido y es como si nos pudieran contar muchísimo más pero nos dejasen con las ganas hasta la semana siguiente. La verdad es que estaría genial que ampliasen el tiempo de los episodios pero creo que ese es un sueño imposible (ganas de llorar). Por lo demás, la serie no tiene ni un defecto, ningún capítulo sobra o es aburrido, todos los personajes son geniales y están muy bien manejados. Lo único que echo en falta, y esto es a nivel personal, es a un personaje femenino que aparecía en el episodio piloto, la mejor amiga de Shane y Liam. En ese episodio todo apuntaba a que ella era uno de los personajes frecuentes pero supongo que después de que la productora aprobase el piloto la actriz tuvo algún problema para grabar el resto de la serie. Me da mucha pena porque su personaje me había gustado mucho y prometía dar mucha guerra de haberse quedado. Pero bueno, la serie no deja de ser impresionante pese a su ausencia. 

En resumen, os animo mucho a verla. En serio, dadle una oportunidad, aunque sea ver sólo el primer capítulo pero intentarlo. A mí me impresionó y rápidamente se está convirtiendo en una de mis series favoritas (aunque no creo que nada pueda superar a "Los cien" y a "Teen wolf"). 

No soy capaz de encontrar el trailer en español o subtitulado, así que lo voy a poner en inglés. De todas formas, creo que este trailer corresponde al primer piloto que hicieron porque tiene escenas algo diferentes a como las pusieron en el capítulo final, pero bueno, la idea está ahí. ;)



"Tenéis suerte. Os habéis enamorado de vuestro mejor amigo, la persona que os acepta en lo malo, la persona que se ríe de tus bromas tontas, la persona que te conoce mejor que tú mismo...mataría por pasar el resto de mi vida con esa persona"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...