miércoles, 7 de enero de 2015

Evelina (Frances Burney)

"Evelina, o Historia de una joven dama en su entrada en sociedad, cuenta la historia de la hermosa Evelina Anville, hija no reconocida de lord Belmont, un aristócrata inglés de vida disipada. Desde su oscuro nacimiento y tras la muerte de su madre al dar a luz, Evelina se cría aislada en el campo con su tutor, el bondadoso reverendo señor Villars. Cuando está a punto de cumplir dieciocho años viaja por primera vez a Londres, donde se ve cautivada por su nuevo entorno y en particular por el apuesto y distinguido lord Orville. Pero su disfrute pronto se verá mortificado por la aparición de su abuela, madame Duval, y por el libertino Clement Willoughby"



Tenía tantas, tantas, ganas de leer este libro que apenas puedo creerme que por fin lo haya conseguido. Frances Burney no sólo fue una de las madres de la novela, sino que también fue la escritora favorita, y muchas veces inspiradora, de la famosa Jane Austen. Siendo ésta última mi autora favorita no es de extrañar que tenga tantas ganas de conocerla un poco más a través de los libros que a ella le gustaban y si en el proceso me encuentro con un libro tan bueno como este, mejor que mejor.  




La protagonista de la historia es la joven Evelina, hija legítima pero no reconocida de un aristócrata inglés que años antes se las había ingeniado para casarse con la madre de Evelina en secreto y sin testigos. Al descubrir que debido a este matrimonio su esposa había sido repudiada por su familia y probablemente desheredara, quemó el certificado de matrimonio y negó haber mantenido cualquier tipo de relación con ella. Deshonrada y embarazada, la pobre mujer buscó refugio en la casa del hombre que a había criado siendo una niña, el señor Villars. Sabiendo que no sobrevivirá al parto le hace prometer que cuidará de su hija e impedirá que la niña cometa los mismos errores que la habían llevado a ella a esa situación. El señor Villars le da su palabra y, efectivamente, cumple su promesa durante los dieciocho años siguientes. Sin embargo, el tiempo pasa y llega un momento que su pupila empieza a desear ver más mundo que la casa de campo donde se crió y sabiendo que detenerla solo aumentará ese deseo, el anciano accede a que pase algunos días con unos amigos. Qué iba a saber el pobre hombre que una decisión tan simple daría semejantes resultados. A través de las cartas que se mandan el uno al otro, los lectores somos testigos de como Evelina entra en una sociedad para la que no está preparada y como va conociendo a los distintos personajes que marcarán su historia y, entre ellos, a algunos de los que marcaron la de su madre. 

Esta novela me ha encantado, quise leerla más por curiosidad que por otra cosa pero lo cierto es que consiguió engancharme tanto que lamento mucho que el resto de las novelas de Frances Burney no hayan sido publicadas en español. La comedia y el sarcasmo están presentes en cada escena y en cada dialogo, es imposible no reírse ante las ridículas situaciones en las que la pobre protagonista se ve envuelta y no compadecerse al ver como, intentando salir de ellas, va liando aún más el problema hasta que ya es un completo desastre. Poco a poco, Evelina va aprendiendo a valerse por sí misma y a sobrevivir a esa sociedad llena de falsas caras e intenciones ocultas, aunque a veces su inocencia y sus miedos la siguen llevando a valorar más la opinión de su tutor o de lord Orville por encima de las propias. De todas formas no deja de ser una novela muy entretenida, donde no sólo podemos apreciar la crítica a la sociedad y el papel que juegan las mujeres en ella sino que también Frances Burney nos cuenta una historia con un misterio por resolver y una trama romántica que arrancará más de un suspiro (adoro a lord Orville). 


Lo que más me ha gustado ha sido, sin duda, la tercera parte del libro, es ahí donde todas las tramas alcanzan su punto máximo y donde varios secretos salen a la luz para sorpresa de la mayoría de los personajes. Además, cuenta con la aparición de una mujer que para mí es increíble aunque el resto de los personajes no compartan mi opinión. Una mujer con un carácter muy especial, una inteligencia digna de admirar y una lengua tan afilada que da miedo. También es uno de los personajes que más ayuda a Evelina a luchar por lo que es suyo sin esperar a cambio otra cosa que no sea justicia.

Lo que menos me ha gustado, ha habido algunas partes de la historia que no me acabaron de convencer pero no eran cosas demasiado fundamentales para las tramas principales. 

En resumen, "Evelina" es un gran libro con el que no sólo podemos entretenernos un rato, también podemos conocer un poquito más esa sociedad que tanto Frances Burney como Jane Austen tuvieron que vivir y el papel que se esperaba que jugasen en ella en contra de su voluntad. 



"Y no puedo más que lamentar encontrarme en un mundo tan engañoso, en el que debemos sospechar de lo que vemos, desconfiar de lo que oímos y dudar incluso de lo que sentimos"



No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...