viernes, 2 de enero de 2015

Película: "El amanecer del planeta de los simios"



"Los simios se han convertido en la raza dominante el planeta tierra. Lo único que parece amenazar su crecimientos es un grupo de humanos que han conseguido sobrevivir a un virus devastador desatado en la década anterior. Ambas razas, marcadas por la desconfianza y el odio, tratarán de firmar un pacto de paz antes de que la guerra estalle entre ellas"







Dado que "El amanecer del planeta de los simios" fue mi película favorita del 2014, y probablemente se haya convertido en una de mis favoritas más allá de la recopilación de un año, es hora de que intente hacer una reseña a la altura de lo buena que es.






Siempre he sentido una gran fascinación por la franquicia de "El planeta de los simios" y, a excepción de la serie de televisión de 1974, me he visto todas sus entregas pero esta última saga es sin lugar a dudas la mejor de todas, tanto en argumento como a nivel visual. La historia se sitúa diez años después de los sucesos ocurridos en la película anterior, "El origen del planeta de los simios" (2011). Durante todo ese tiempo los simios, liderados por Cesar, han construido una sociedad donde crecen, viven y forman sus familias. Han conseguido la paz y la tranquilidad con la que soñaban en la década anterior y nada parece amenazar aquello por lo que habían luchado. Un día todo cambia. Un pequeño grupo de humanos, especie que los simios ya consideraban extintos, entran en su territorio sin saberlo y el miedo les lleva a disparar al hijo de uno de los amigos más cercanos de Cesar. Furioso y temiendo lo que podría suceder si no interviene, Cesar toma la decisión de ir a la ciudad donde los humanos se refugian y, mostrando hasta que punto llegan sus habilidades cognitivas, les exige que no vuelvan a acercarse a su territorio, bajo amenaza de guerra. Sin embargo, la necesidad lleva a uno de esos humanos a volver al hogar de los simios y suplicarles ayuda. La ciudad se está quedando sin fuentes de energía con las que poder vivir y la única opción que les queda es una presa de agua a la que sólo pueden acceder cruzando el territorio de Cesar. Una frágil tregua es todo lo que tienen las dos especies; la desconfianza, el miedo y el pasado podrían destruirla y desencadenar una guerra que decidiría de una vez por todas qué raza será la nueva dominante.







Adoré esta película. Es el cumplido más sincero que puedo hacerle. En esta segunda parte nos encontramos a un Cesar más maduro, un líder fuerte, un esposo preocupado y un padre cariñoso pero que no que deja de ser el mismo Cesar de la película anterior. Un simio que se crió como un humano, amando a humanos y creyendo, por un instante, que era uno de ellos, luego se da cuenta de que no es así, pero ya es demasiado tarde para convertirse en simio. Siempre se ha encontrado a medio camino de ambas razas y eso le atormenta, porque es las dos cosas y ninguna y a la vez. Intentando ser un buen líder amenaza a los humanos y desconfía de ellos, pero poco a poco, empieza a ver en Malcom (el protagonista humano) las mismas cosas que amó de su padre adoptivo, también humano, en la primera película y sus antiguos sentimientos por esa especie empiezan a resurgir para sorpresa de los demás simios, especialmente para su hijo adolescente, Ojos Azules, y Koba, su segundo. Este conflicto de sentimientos fue una de las cosas que más me gustó de toda la película. También me gustó mucho ver como Koba, quien sufrió numerosos maltratos a manos de los humanos, ve con odio este acercamiento entre Cesar y Malcom y trata de evitarlo a toda costa, llegando a envenenar aún más los pensamientos de Ojos Azules quien creció pensando que los humanos sólo sabían hacer daño a los simios. De este modo Cesar se encuentra aún más dividido, por un lado está ese humano a quien no puede evitar ayudar, y por otro está su hijo a quien cada vez ve más lejos de él. Finalmente, la guerra estalla y, para mi gran sorpresa, es iniciada por el grupo yo menos me esperaba.

A nivel visual la película es impresionante, valió la pena estos tres años de espera para poder verla y desde luego esperaré encantada dos años más con tal de que la tercera parte sea igual de buena que ésta. Un gran aplauso para todos los actores pero especialmente para Andy Serkis, quien interpreta el papel de Cesar y supo transmitir de una manera impresionante todos y cada uno de los sentimientos de su personaje. Por otro lado, el director, Matt  Revees también es necesario mencionarlo por ser el responsable de esta gran película que no habría existido de no ser por él.

Lo que más me ha gustado ha sido la evolución del personaje de Cesar de la primera a la segunda película, una evolución completamente lógica y en la que podemos intuir muchas cosas sobre lo que ha sucedido en esos diez años desconocidos para nosotros. Su relación con los demás simios ha sido muy interesante pero lo que más me ha llamado la atención han sido las escenas con su hijo mayor. Demasiado influenciado por su admiración hacia Koba, el joven no es capaz de entender los sentimientos de su padre hacia los humanos y eso sumado a que se encuentra en plena adolescencia les lleva a enfrentarse muchas veces. El personaje de Ojos Azules me gustó mucho.

Lo que menos me ha gustado...nada. La verdad es que toda la película me ha parecido buenísima así que no puedo verle ni un solo defecto. Desde la trama hasta los gráficos, pasando por los personajes me ha parecido muy trabajada, es verdad que los personajes humanos son bastante planos en comparación con los simios pero teniendo en cuenta que la intención del director era centrarse en la historia de Cesar es normal que los humanos pasasen a un segundo plano.

En resumen, "El amanecer del planeta de los simios" no sólo se encuentra en los Top4 del 2014, sino que se trata de una de mis películas favoritas, es una película muy buena cargada de sentimientos y tramas que desde luego merece mucho la pena ver. Os la recomiendo.




"-Tenemos una oportunidad de hacer las paces. Dejemos que los humanos trabajen. Después se irán (Cesar)
-¿Trabajo humano?...-se señala la cicatriz del cuello- trabajo humano...-la del brazo- trabajo humano...- la del ojo- ¡¡TRABAJO HUMANO!! (Koba)"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...