lunes, 13 de abril de 2015

"Némesis" por J.M González Sanmartín




Mientras me marchito cual rosa del tallo sesgado
 en una noche cálida de verano,
la brisa arrastra los últimos vestigios de vida 
de este frío corazón apagado.

¿Recordarán los labios el sabor de la juventud?
¿Serán míos la eternidad y el olvido?

Será que en la infinidad del universo, 
lo grande es pequeño y esté lo único.
Sea pues mi esencia inmolada 
y devuelta a la vida de la noche sin fin.

Manto perverso del deseo añorado,
cuya esencia maligna otro amor ha borrado,
tres veces tres, tu nombre pronunciado,
fatuo conjuro de un calor negado.

Termina la labor, ¡cumple tu legado!
Heredero de las Moiras, ¡ven! ¡ven! presto, raudo...
no vuelva el arquero alado 
con flechas de un amor doblegado.

El miedo y la duda por fin han pasado,
la gran Parca los ha desterrado,
yace al fin majestuoso, sosegado,
el autor de este epitafio inacabado. 



Como podéis observar este poema no tiene título. Esto es así a petición del autor, a quien le gustaría que fueseis vosotros, los lectores, quienes propusieseis un título para él. Así que ya sabéis, dejad vuestras ideas en los comentarios y él escogerá la que más se adapte al poema. [Tiempo de propuestas finalizado]

Gracias por leer, un beso! ;)

16 comentarios:

¿Y tú, qué opinas?...