lunes, 18 de mayo de 2015

Orange is the new black: crónica de mi año en una prisión federal de mujeres (Piper Kerman)



"Piper Kerman, una joven atractiva y de clase acomodada, se embarca tras su graduación en una relación sentimental con una traficante de drogas que la introduce en su negocio. Una década después, y con su vida ya rehecha, es condenada a pasar más de un año en una prisión federal de mujeres"








La insistencia de una amiga para que viésemos esta serie terminó dando resultado, y antes de que nos diésemos cuenta gran parte de sus amigos nos habíamos enganchado a una de las series del momento. Terminadas las dos primeras temporadas, y en un intento de endulzar un poco el tiempo que falta para el estreno de la tercera, terminé dirigiéndome a la librería más cercana y me hice con la novela original en la que está basada la serie. Una novela que cuenta las vivencia reales que su autora tuvo durante su año en una prisión federal. 


Al igual que su gemela televisiva, Piper Kerman tuvo, durante su época universitaria, una relación una traficante de drogas a la que ayudó en una ocasión a transportar dinero de un país a otro. Muchos años después de esa relación, cuando pensaba que su pasado nunca volvería y había rehecho su vida con un hombre del que se había enamorado y muchos proyectos futuros, los federales van a buscarla a su casa y le informan de que ha sido acusada de tráfico de drogas. Piper Kerman decide declararse culpable, para que de esa forma la pena sea mínima, y la condenan a pasar trece meses en una prisión federal de mínima seguridad. Allí conocerá a todo tipo de mujeres, de las que aprenderá que todo lo que había creído saber sobre las cárceles estaba muy lejos de la realidad y verá cómo lo que consideraba una injusta condena, se termina convirtiendo en una auténtica lección de la vida.

Había escuchado críticas muy diversas sobre este libro pero mi curiosidad por el tema y mis ganas de profundizar un poco más en ese aspecto de la sociedad que solemos marginar, me empujaron a ignorar tanto las buenas como las malas opiniones e intentar leer el libro con la máxima neutralidad posible. "Orange is the new black" es un libro para reflexionar, no es una historia para pasar el rato ni el entretenimiento que la serie televisiva nos proporciona. En este libro vamos a seguir a una mujer que cometió un error en su pasado y que termina pagando por él de una forma que sólo el lector podrá interpretar como justa o injusta. Junto a ella conoceremos a muchas mujeres que nos mostrarán una forma única de ver la vida que sólo se puede obtener cuando has estado en su lugar. Conoceremos sus respectivas historias y los errores que las llevaron allí y al finalizar te quedará un sabor agridulce por no poder saber que fue de ellas después. "Orange is the new black" es una historia compuesta por muchas historias que provoca que el lector se replantee muchas cosas y, lo que más me ha gustado, abre los ojos ante el estigma que pesa actualmente sobre las mujeres encarceladas. 



Comparando el libro con la serie tendría muchas cosas que decir. Ambas historias son diferentes. Como he dicho la serie pretende entretener, mientras que el libro pretende hacerte pensar, por tanto es muy difícil comparar una con la otra. Pero hubo una diferencia que me llamó mucho la atención. Cualquiera que haya visto o vaya a ver la serie, será inmediatamente testigo del extraño apoyo que la protagonista recibe por parte de sus familiares y prometido. No quiero hacer ningún spoiler por lo que no voy a profundizar en ese tema, sólo quería señalar que esas relaciones, en el libro, son completamente distintas. La verdadera Piper Kerman siempre tuvo un apoyo fuerte e incondicional por parte de las personas que quería y fue gracias a ese apoyo que ella pudo salir adelante durante todos esos meses en la cárcel. Es natural que en la serie quisiesen añadir emoción y romanticismo modificando esas relaciones, pero me dio un poco de pena que no se les diese la mención que, sin duda, se merecían. 

Lo que más me ha gustado, ha sido poder conocer y cambiar mis opiniones sobre las mujeres que están en la cárcel. No es que antes pensase mal de ellas, pero nunca me había parado a pensar mucho en los motivos que las habían llevado a esa situación y este libro ha servido para cambiar eso. También me ha gustado poder acercarme al mundo carcelario, al menos a ese mundo carcelario de las prisiones de mínima seguridad de Estados Unidos, y conocerlo un poco más ya que no sabía bien como funcionaban. 

Lo que menos me ha gustado, con este tipo de libros me resulta muy complicado escoger algo que no me guste, ya que al ser historias reales no soy quien para criticar o juzgar cómo han sido escritas. Tal vez podría decir que en ocasiones se me hacía muy lento, pero como he dicho es una historia basada en hechos reales, por lo que resulta casi imposible que la escritora introduzca giros inesperados, subtramas y grandes diálogos que queden para el recuerdo (aunque de eso último sí que hay un poco). La historia se hace lenta precisamente porque es real, y en el mundo real a veces el tiempo sólo se limita a pasar. 

En resumen, algunos libros sirven para entretener y divertir y otros sirven para hacer reflexionar a su lector. "Orange is the new black" forma parte de ese segundo grupo y se lo recomiendo a todo aquel que tenga interés, ya que creo que es la clase de libro que difícilmente deja a alguien indiferente. 



"Me di cuenta de que no estaba sola en el mundo sobre todo gracias a las mujeres con las que viví más de un año, que me hicieron comprender por primera vez lo que compartía con ellas. Compartimos dormitorios superploblados y falta de intimidad. Compartimos ocho números en lugar de nombres, ropa caqui, comida barata y artículos de higiene. Pero sobre todo compartimos una reserva inagotable de humor, creatividad en las circunstancias adversas, y la voluntad de proteger y mantener nuestra propia humanidad, a pesar de lo imperativo del sistema penitenciario de aplastarla. No creo que ninguna de nosotras hubiera conseguido aprender esas técnicas de supervivencia sola; yo al menos sé que no era capaz: nos necesitábamos las unas a las otras"

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Y tú, qué opinas?...