martes, 23 de agosto de 2016

Serie: "Stranger Things"


"Homenaje a los clásicos misterios sobrenaturales de los años 80, Stranger Things es la historia de un niño que desaparece del mapa sin dejar rastro. En su búsqueda desesperada, tanto sus amigos y familiares como la policía local se ven envueltos en un enigma extraordinario: experimentos estatales ultrasecretos, fuerzas paranormales terroríficas y una niña muy, muy rara"











Tras ser rechazados hasta veinte veces por distintas productoras y después de escuchar otras tantas que su guión no iba a funcionar, que nadie lo iba a entender y que deberían orientar su idea hacia otra dirección, los hermanos Matt y Ross Duffer estuvieron a punto de rendirse. Habían volcado todos sus esfuerzos en crear una serie digna de aquella época en la que habían nacido y de cuyo cine son auténticos admiradores pero no parecía que nadie más compartiese su opinión sobre lo que habían hecho. Hasta que, finalmente, la productora Netflix se cruzó en su camino. Hoy, "Stranger Things" es una de las series más aclamadas del año gracias al esfuerzo de dos hermanos que siguieron luchando cuando todo el mundo les dijo que debían dejar de hacerlo.



Todo comienza el 6 de Noviembre de 1983 en una pequeña localidad de Indiana, cuando los amigos de 12 años Mike, Will, Lucas y Dustin se despiden después de 10 horas jugando sin descanso una partida de "Dragones y mazmorras". Lo que tendría que haber sido una vuelta a casa normal se convierte en una auténtica pesadilla para uno de ellos, quien es perseguido por alguien, o por algo, que parece ser capaz de cualquier cosa con tal de conseguir su objetivo: capturar al niño. Al día siguiente el resto de la pandilla se reúne en el colegio sólo para descubrir que algo terrible ha sucedido y que, probablemente, aquello sólo sería el comienzo. La desaparición del niño marca un antes y un después en las vidas de los personajes de esta serie, quienes no dejarán de buscar ni un sólo instante por muchos peligros o amenazas que se crucen en su camino. Una madre y un hermano mayor desesperados, un policía atormentado y dispuesto a investigar por su cuenta si es necesario, tres amigos cuyos miedos quedan enterrados por sus ansias de descubrir lo que ha sucedido y una silenciosa niña con el pelo rapado y extraño nombre que parece saber mucho más de lo que parece a simple vista. Cada uno intentará encontrar por su cuenta la verdad sobre lo que está sucediendo mientras un terrorífico ser va dejando un rastro de sangre a sus espaldas y se acerca cada vez más a ellos.

"Stranger Things" es la serie del verano y esa es una realidad aceptada por todos. Con una lograda ambientación y un guión que bebe de todas las grandes películas de la época, esta serie se ha convertido en todo un tributo al cine de los ochenta. Muchos han intentado recrear ese estilo y esa ambientación que tanto añoran los que crecieron en la década de los "Los Goonies" y de "E.T.", y que tanto admiramos los que nacimos posteriormente. Pero pocos han sido los que han conseguido semejante devoción por parte del público. Para mí esta serie ha sido todo un descubrimiento que me enganchó desde su primer capítulo y que me enamoró completamente a partir del cuarto. Sólo tardé dos días en devorar los ocho episodios que componen su primera temporada y aún menos en insistir a todos mis amigos para que le diesen una oportunidad a esta gran joya de la pequeña pantalla. Puedo aseguraros que la mayoría ya están hartos de escucharme pero no es para menos, ya que esta serie se merece cada oportunidad que reciba.


La ambientación está perfectamente conseguida y llena de guiños que cualquiera que haya visto películas o leído libros de éxito de los ochenta podrá reconocer sin ningún tipo de problema. Poco a poco nos vamos sumergiendo en esos escenarios en compañía de un elenco principal que se caracteriza por su naturalidad y su talento, haciendo especial énfasis en los más pequeños que están encabezados por la actriz que interpreta a Eleven/Once y quienes ya han sido bautizados como los nuevos Goonies. El guión es fantástico, lleno de intriga y de giros que dejan al espectador deseando saber que es lo que va a suceder a continuación y sin poder evitar ver un capítulo tras otro. Es imposible que a veces no se haga un poco predecible, ya que al estar basada en tantas películas es fácil seguir la trama y suponer como se va a desarrollar, pero aún a pesar de ello los creadores se las han ingeniado para mantener la intriga a lo largo de sus ocho capítulos y dar alguna sorpresa que otra (y algún susto que otro también).

Todos estos factores han construido una primera temporada muy prometedora que deja suficientes incógnitas como para desear la llegada de su segunda parte, pero que también ha respondido a las suficientes preguntas y cerrado suficientes tramas como para que el espectador no se sienta defraudado una vez llegado el último capítulo. El mundo que sus creadores han creado es absorbente y misterioso, si lo saben explorar de la forma adecuada dará lugar a una serie que se quedará grabada en la mente del espectador mucho más allá de una primera temporada.

Lo que más me ha gustado ha sido su ambientación. No soy la más seguidora más fiel del cine de los ochenta pero me gusta y he disfrutado de muchos de los éxitos de aquella época. Algunos aún se encuentran entre mis favoritos. Películas como "Los Goonies" y "Jóvenes ocultos", entre otras, me han hecho vivir en parte una época que no llegué a conocer y no suelo dudar a la hora de ver y disfrutar aquellas series y películas que se atreven a volver atrás y recrear esa ambientación. En este caso,el éxito no sólo ha sido por el logrado viaje en el tiempo y por las múltiples referencias a ese cine y a los libros de Stephen King, sino también porque se trata de una mezcla de muchas cosas que tienen como resultado un producto que es único. Conseguir algo tan original a partir de cosas que hace tiempo que dejaron de serlo es digno de aplaudir.



Lo que menos me ha gustado, lo he pensado mucho durante varios días pero, aunque se me ocurren varios puntos débiles, no he sido capaz de encontrar nada que no me gustase o que destacase por encima de lo demás como algo malo. En mi caso me enganché a la serie desde el primer capítulo pero no fui capaz de comprender el motivo de su tremendo éxito hasta casi la mitad de la temporada. Tal vez para algunos el punto débil de "Stranger things" serían esos tres primeros episodios que sólo nos insinúan el potencial que más tarde demuestra. Para otros lo negativo de esta serie sería que algunos personajes están muy estereotipados y ni siquiera se sabe muy bien que aportan a la trama en general. Otras personas opinarían que se aprovecha demasiado del efecto nostalgia, innovando lo mínimo posible. Como podéis observar hay opiniones muy variadas pero en la mayoría de los casos la serie es lo bastante buena como para que esos "defectos" pasen desapercibidos o ni siquiera puedan ser considerados como tal. Para mí la serie es perfecta tal y como está y no hay nada que me haya hecho disfrutar ni siquiera un poquito menos de lo que se merece.

En resumen, la serie de los hermanos Duffer es un imprescindible para todos los amantes de la época y una serie muy recomendable para todos los demás. Que no os eche para atrás la gran cantidad de gente que ha enloquecido con este fenómeno de verano ni dejéis que el bombardeo de noticias y recomendaciones sobre la misma os canse antes incluso de empezarla. Acudid al primer capítulo siendo lo más objetivos posibles para poder juzgarla vosotros mismos y, sobre todo, os animo a disfrutarla tanto como podáis.



"Mike: Lo que quiere decir Dustin es que estaban...asustados. Antes. Nada más.
Lucas: Es que queremos encontrar a nuestro amigo
Eleven: ¿Amigo?
Lucas: Sí, amigo, Will...
Eleven: ¿Qué...es...amigo?
Lucas: ¿Nos toma el pelo?....ahhhh un amigo es alguien...
Mike: Es alguien por quien haces cualquier cosa
Dustin: Le prestas las cosas que molan, como los comics y los cromos buenos.
Mike: Y nunca rompen sus promesas
Lucas: Sobre todo si escupen
Mike: Es super importante porque siendo amigos te cuentas las cosas, cosas que los padres nos saben..."

4 comentarios:

  1. Pues es la primera vez que oigo hablar de la serie jaja
    (Si bien es cierto que tras leer tu entrada he empezado a "oír hablar" de ella en todas partes de repente xD)
    Yo no he visto todas esas películas a las que incluye guiños (si acaso E.T.), lo cual no sé si sería malo porque no pillaría los guiños/no disfrutaría de su esencia, o bueno porque me resultaría menos predecible.
    ¡Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debes de ser de la pocas xd yo desde el primer día que estuvo en emisión no he escuchado sobre otra cosa y la verdad es que, para mí, se merece todo el bombo que tiene. He visto varias de las películas en las que se basa esta serie pero no todas así que hay muchas referencias que no he sido capaz de captar y eso no le quita ni un poco de emoción a la historia. Yo, desde luego, te la recomiendo porque te puede gustar, tal vez no hasta el extremo de los seguidores del cine de los ochenta, pero la historia es muy buena y los personajes aún mejores. Si le das una oportunidad espero que te encante ;)

      Eliminar
  2. Hola!Muy buena entrada! Hace poco terminé de verla y me pasó lo mismo que a vos, me enganche a partir del tercer o cuarto capítulo ( no se porque los primeros se me hicieron algo densos) me parece que es muy buena y recomendable, también ame la ambientación. E.T es una de mis pelis favoritas de los 80.Es cierto que algunos personajes son estereotipados pero tienen caracter y son tan interesantes que, aunque sea a mi no me jodieron. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Bel Mont!! Muchas gracias y me alegro de que te haya gustado la entrada y la serie. Desde luego nos encontramos ante algo tan bueno que sus defectos pasan completamente desapercibidos. Ojalá no tardemos mucho en saber más sobre la segunda temporada porque yo, por lo menos, necesito una continuación!. Un beso ;)

      Eliminar

¿Y tú, qué opinas?...